domingo, enero 21, 2018
FedEx busca llevar vuelos diarios a La Habana

La compañía de envío de paquetería estadounidense FedEx busca operar un vuelo diario a la Habana desde el aeropuerto internacional de Miami y como parte de sus esfuerzos presentó hace algunos días un informe ante el Departamento de Transporte de los Estados Unidos rebatiendo argumentos de aerolíneas como JetBlue que alegan que “FedEx no ha demostrado adecuadamente de qué forma su servicio ofrecería mejores beneficios a los usuarios en comparación con los ofrecidos por JetBlue (u otra aerolínea)”.

Un vocero de FedEx indicó que no existen propuestas de vuelos a Cuba por parte de otras compañías de transporte de carga y acusó a las aerolíneas, incluyendo también a Delta y Southwest, de querer sustituir los servicios de transporte aéreo de carga que ellos ofrecen por la limitada capacidad de carga que poseen sus aviones comerciales de transporte de pasajeros.

FedEx, que posee derechos para operar un número limitado de vuelos a Cuba, insiste en que sus operaciones de transporte de carga beneficiarían a muchos clientes estadounidenses.

El presidente del Consejo Económico y Comercial Cuba-EE-UU. John Kavulich reconoció que los vuelos de FedEx representan “una importante conexión” y facilitarían la existencia de una economía más dinámica gracias a su capacidad de entrega rápida.

Las aerolíneas de transporte de pasajeros alegan que darle a FedEx acceso a un número finito (20) de vuelos diarios sería malgastar los servicios disponibles.

En sus argumentos ante el Departamento de Transporte de los Estados Unidos, JetBlue adujo que “FedEx planea enviar sus aviones más pequeños a La Habana y posee un historial cuestionable de intentos de realizar operaciones hacia la isla. Nada indica que FedEx haya superado o vaya a superar los obstáculos logísticos que ha estado enfrentando en el último año. Debido a la ausencia de beneficios públicos y a la incertidumbre sobre su capacidad de operar en Cuba, JetBlue cree que las cinco frecuencias solicitadas por FedEx serían mejor usadas por otro solicitante”.

Bajo los términos del Memorándum de Entendimiento firmado por Cuba y Estados Unidos el 16 de febrero de 2016, las aerolíneas estadounidenses pueden operar hasta 20 vuelos diarios, ya sea de pasajeros, de carga, o una combinación de ambos. Muchas de las compañías solicitaron más vuelos de los que realmente esperaban realizar como parte de una estrategia para abarcar todo lo posible de lo que podría convertirse en una ruta muy lucrativa una vez normalizadas las relaciones entre ambos países.

La decisión final está en manos del Departamento de Transporte de los Estados Unidos.