Estados Unidos: La Reserva Federal sube de nuevo los tipos de interés un 0,75 y los sitúa en su nivel más alto desde 2008

La reserva Federal de estados Unidos (Fed) ha vuelto a subir los tipos de interes un 0.75 puntos, al igual que en el pasado mes de julio, y se encuentran ya en un rango objetivo de entre el 3% y el 3,25%, según ha informado este miércoles en un comunicado.

Esto supone el mayor precio del dinero registrado por el país estadounidense desde enero de 2008, pocos meses antes de que se desencadenara la crisis de ese año con las quiebras de Bear Sterns y Lehman Brothers.

Según el organismo americano, “los indicadores recientes apuntan a un crecimiento moderado del gasto y la producción”, pero es necesario seguir incrementando el precio del dinero para lograr el objetivo de mantener la inflación al 2%. 

“La inflación sigue siendo elevada, lo que refleja los desequilibrios de la oferta y la demanda relacionados con la pandemia, el aumento de los precios de los alimentos y la energía y presiones de precios más amplias”, han añadido. 

Además, la Fed especifica que “la guerra de Rusia contra Ucrania está causando tremendas dificultades humanas y económicas” y eso ha provocado que haya una “presión alcista adicional sobre la inflación”.

La inflación en EE.UU. se situó en agosto en 8,3%

Tras una reunión de dos días, los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed tomaron este miércoles esta decisión, que será justificada en los próximos minutos por el presidente de la Reserva, Jerome Powell, en una rueda de prensa.

Poco después de comunicarse la subida de tipos, el presidente de la Reserva ha comparecido ante los medios y ha avisado de que vendrán “más aumentos de tipos de interés en el futuro”, hasta que la inflación esté controlada.

Powell ya había adelantado el pasado mes de julio, cuando anunció la anterior subida, que en septiembre posiblemente se produciría otro “aumento inusualmente grande” de los tipos, un vaticinio que ha ido reafirmando en sus últimos discursos públicos.

En diversos actos públicos en las últimas semanas, ha insistido en la necesidad de que la Fed continúe con una política monetaria restrictiva para bajar los precios y evitar que los ciudadanos acaben acostumbrándose a la alta inflación, que en agosto se situó en el 8,3%.

“Debemos actuar ahora con franqueza, con fuerza, como lo hemos estado haciendo, y debemos seguir haciéndolo hasta que el trabajo esté terminado”, apuntó en una charla reciente

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Follow by Email
YouTube
YouTube
Scroll to Top